La docencia, la investigación y la extensión, son actividades que tradicionalmente se han venido desarrollando de manera aislada, sin embargo, vincular a la docencia con ambas actividades es fundamental. La sociedad actual requiere la integración de estos tres pilares para la formación de profesionales preparados para enfrentar los retos y cambios que la comunidad demanda. En ese sentido, la docencia no es la más importante ni primera en el orden, actualmente ésta debe estar unida a la investigación en la que se involucran docentes y estudiantes en la generación de conocimientos que pueden ser difundidos y aplicados no sólo para trasformar la acción del aula, sino para propiciar cambios en los contextos extrainstitucionales a través de la extensión universitaria. Un plan de estudios, basado en el desarrollo de competencias académicas y sociales, vinculadas a la expansión y creación del conocimiento y su conexión con las instituciones sociales, implica un proyecto educativo estratégico, donde se relacionen la docencia, la investigación y la extensión. De esta manera, la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, como generadora de estas vinculaciones, debe dar prioridad a la articulación de estas funciones, facilitando su acceso a alumnos y docentes, apuntando a una educación integral, de máxima excelencia.